• Tramites
  • Directorio

 

 

 

 

  • Historia

La leyenda maya dice que el cielo y el inframundo están sostenidos por una gran ceiba llamada Ya’ax ‘Che, cuyos troncos, ramas y raíces unen los tres niveles cósmicos del universo Cab, Ka’an y Xibalba.

Ya’ax Che es el símbolo de la vida maya, cuyas costumbres y tradiciones están reflejadas en el jardín botánico “Dr. Alfredo Barrera Marín”, fundado en 1982 con el fin de proteger la flora regional y conservar la biodiversidad del norte de Quintana Roo. Actualmente es el único reservorio de vegetación original que permanece en esta zona y en el que se encuentran dos de los ecosistemas más importantes de la región, selva mediana subperennifolia y manglar.

Este museo viviente de 65 hectáreas de extensión, sito en Puerto Morelos, municipio de Benito Juárez, Quintana Roo, es uno de los jardines botánicos más grandes de la república mexicana y el más importante de la región.  En él se encuentran varias colecciones de plantas de la región, desde medicinales hasta de ornato, así como diversas especies de fauna silvestre que se conservan en su ancestral ecosistema y que, a su vez, conviven con una fiel representación etnográfica de la civilización maya, en el que se encuentra un solar maya, construido con base en presión, sin pegamentos, clavos o cuerdas.

El nombre del jardín es en honor al desaparecido investigador Alfredo Barrera Marín, etnobotánico y gran conocedor de las culturas maya y náhuatl, que contribuyó significativamente a difundir el conocimiento de las mismas.

El jardín botánico “Dr. Alfredo Barrera Marín” pertenece a El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), un centro público de investigación científica, que busca contribuir al desarrollo sustentable de la frontera sur de México, Centroamérica y el Caribe a través de la generación de conocimientos, la formación de recursos humanos y la vinculación desde las ciencias sociales y naturales.

  • Objetivo

Realizar investigación relacionada con la conservación de especies vegetales de la Península de Yucatán.

Divulgar información sobre el uso de los ecosistemas de la Península de Yucatán por parte de los mayas, los colonizadores antiguos y actuales, y su manejo potencial.

Realizar educación e interpretación ambiental para escuelas de todos los niveles educativos de la región y en general para los visitantes del mismo.

  • Colecciones

Ornamentales

La sección contiene más de 50 especies de plantas de ornato de la región de la  Península de Yucatán, cuyo uso es básicamente para la decoración. Busca fomentar el uso ornamental de las plantas nativas como, por ejemplo, el boobtúum Anthurium schlechtendalli Kunth o el árbol aromático de guayabillo Myrcianthes fragans (Sw.) McVaugh.

Medicinales

Esta sección contiene más de 60 especies de plantas curativas, aporte de los conocimientos tradicionales mayas de la región que han sido transmitidos de manera práctica de generación en generación. Es un acervo herbolario para la medicina alternativa. 

Helechos

En medio de la selva se encuentran la sección de helechos regionales, de gran importancia evolutiva, que se desarrollaron hace aproximadamente 400 millones de años, en el periodo Devónico.

Epifitario

Esta colección contiene más de la mitad de las especies registradas en la Península de Yucatán. La mayor representación pertenece a los grupos de las orquídeas y bromelias.
 
Palmas

Los mayas utilizaban las palmas para construir sus viviendas, elaborar artesanías y preparar alimentos. Hay una variedad de 20 especies en la región y en el jardín se encuentran 15 de ellas, en particular aquellas con algún grado de vulnerabilidad o amenaza, como la palma Náaj k´aax (Coccothrinax readii H.J. Quero R.),Chiit (Thrinax radiata Lood. ex Schult. & Schult. f.) y Kuka´(Pseudophoenix sargentii H. Wendl. ex Sarg).

Cactáceas

 

En la Península de Yucatán crecen 18 especies silvestres, 6 son endémicas, y algunas presentan algún grado de vulnerabilidad o amenaza como la Mammillaria gaumeri (Britton & Rose). En el jardín se encuentran 16 especies, entre las más populares está el fruto de la pitaya, Hylocereus undatus (Haw.) Britton & Rose, que es comestible.

 

Helechos

 

En medio de la selva se encuentra la colección de helechos regionales, que se desarrollaron hace aproximadamente 400 millones de años, en el periodo Devónico.

Suculentas

En la Península de Yucatán crecen 18 especies silvestres, de las cuales 6 son endémicas, entre las más populares se encuentra la pitaya por su fruto. Algunas de estas especies presentan cierto grado de vulnerabilidad o amenaza.

  • Áreas

Parque Natural

 

Está formado por la selva mediana subperennifolia que cubre la mayor superficie del jardín y alcanza una altura máxima de 25 metros. En la parte posterior está conectado con el manglar, de gran importancia por su estado de conservación y papel en la regulación de la calidad del agua que fluye del continente al arrecife.

 

Mirador y Puente Colgante

Orientado hacia los cuatro puntos cardinales, desde 5 metros de altura caminarás por lo alto dela selva mediana y el manglar, llegando al área del epifitario.

Se encuentra al final del puente que lleva al epifitario. Desde este mirador de 9 metros de altura se pueden mirar los cuatro puntos cardinales y observar la conectividad desde el arrecife hasta la selva y la fragmentación que está ocasionando el ser humano.

 

 
Casa Maya y Solar
 
La casa es ejemplo de la arquitectura tradicional. El solar se presenta con sus áreas diferenciadas de cultivo y producción: el ka´anche´, el huerto de frutales y el meliponario.
 
 
 
Zona Arqueológica “El Altar”
 

El jardín conserva vestigios arqueológicos mayas de un altar que data del post-clásico (1400 D.C) y pertenece al estilo “costa oriental” donde se practicaban ceremonias  religiosas.  Actualmente está integrado a la vegetación natural del jardín.

 

 

Campamento Chiclero

El chicle era conocido por los mayas prehispánicos –se obtiene de la resina del chicozapote– sin embargo, se industrializó en 1860 por Tomás Adams, quien vio al General López de Santa Ana (1794-1876) masticarlo e ideó agregarle azúcar y esencias para comercializarlo. 

 
 
 

Vivero

El trabajo de esta área es recuperar y propagar plantas nativas, en especial las que tienen algún grado de vulnerabilidad y amenaza, así como fomentar el uso ornamental de las especies nativas.

 

 

 

DATOS DE CONTACTO

Jardín Botánico Dr. Alfredo Barrera Marín

Km 320 Carretera Federal Chetumal-Cancún

Puerto Morelos, Quintana Roo

+529982069233

www.ecosur.mx

jardinbotanico@ecosur.mx